ads

¿Cómo afecta el consumo excesivo de sal a mi salud cardiovascular?. "El Internacional"

Tags:
Por Claudia Almonte-diariolibre
La sal es necesaria para la actividad de nuestros músculos y nervios, se encarga de proporcionar al cuerpo cloro y sodio, el gran problema es que en los alimentos que consumimos en nuestro día a día, tienen gran cantidad de sal oculta por lo que pudiéramos estar consumiendo más cantidad de la que podemos realmente metabolizar conllevando a retención de líquido en nuestro cuerpo, aumento del volumen de sangre y el corazón se ve obligado a un esfuerzo extra, lo que traerá como consecuencia aumento de la tensión arterial. Y si a esto le sumamos factores genéticos, obesidad, estrés, cigarrillos, edad, alcohol, falta de ejercicios, potencia aún más la aparición de Hipertensión.Resultado de imagen para ¿Cómo afecta el consumo excesivo de sal a mi salud cardiovascular?
Debemos consumir responsablemente la cantidad de sal, teniendo como alerta que al hacerlo de manera excesiva (mayor de 5 gramos de sal o de 2 gramos de sodio por día correspondiente o igual a 5 cucharaditas utilizadas para el café) favorece a insuficiencia cardiaca, dificultad de la función renal, enfermedades gástricas, accidente cerebrovascular, aumento de peso, entre otras.
El 75% de la sal consumida proviene de los alimentos procesados y comidas fuera de la casa, necesitamos la sal, pero debemos asegurarnos de que sea la correcta, demasiado sodio o sal puede afectar nuestra salud. Debe elegirse sal natural sin refinar, sin aditivos químicos, contrario a la sal de mesa procesada.
Estamos acostumbrados desde pequeños a ingerir alimentos salados, nos parecen más sabrosos y deseables, pero no olvidemos tomar en cuenta los efectos al excedernos con ellos.
Al consumir alimentos debemos revisar el etiquetado y no ingerir los que contengan más de 0.5 gramos de sodio por cada 100 gramos del producto, además sumar los demás alimentos que contengan sal del resto en el resto del día.
Las industrias deben regular el contenido de sal en los alimentos y planteamos se dispongan regulaciones para eso.
La buena salud y la de las familias están en nuestras manos.
La autora es cardióloga
claudiaalmonte@hotmail.com

Publicar un comentario