ads

BARAHONA: Emblemático restaurant Brisas del Caribe literalmente cerrado producto de las algas marinas."El Internacional"

Tags:


tomado de lalupadelsur

Algas siguen afectando a Santa Cruz de Barahona  

Barahona.- Osvaldo de Jesús Valerio, señala a reporteros de LALUPADELSUR el angosto salón de su restaurante: el emblemático “Brisas del Caribe”, completamente sin clientes a las diez de la mañana, horario en el que los colaboradores no dan abasto, principalmente fines de semana o días feriados, pero los pocos empleados que aún conserva hacían y narraban experiencias personales.Resultado de imagen para restaurant brisas del caribe en barahona
 
Como Valerio, otros dueños de establecimientos comerciales, sobre todo, de bares y restaurantes, ubicados en toda el área del malecón, no esconden sus críticas porque sus emprendimientos empresariales (grandes o pequeños) están literalmente cerrados.
 
El cierre es debido a que los clientes no visitan esos lugares por el hedor fétido que proveniente de las algas marinas descompuestas que permanecen amontonadas en la ensenada de la Bahía de Neyba, sin que, a su juicio, haya algún interés en buscar una solución a esta delicada situación que los lleva a la quiebra.Resultado de imagen para restaurant brisas del caribe en barahona
 
“Esta mañana vino una familia a desayunar, los ubicamos a un área cerrada que tenemos con aire acondicionado y no pudo permanecer, nos pidió disculpas y se marchó porque no pudieran soportar el hedor ni siquiera en un espacio cerrado”, contó.   
 
Las algas marinas han invadido nuevamente toda la ensenada de la Bahía de Neyba y todo el litoral costero marino del Suroeste de la República Dominicana, afectando a los residentes del municipio Santa Cruz de Barahona, provocado un hedor e intranquilidad que, en algunos, provoca vómitos y dolor estomacal.
 
Toneladas de estas especies continúan posadas en playa Casita Blanca, hotel Guarocuya, El Cayo, Acapulco, Las Saladillas, San Rafael, El Quemaíto, entre otros balnearios, ubicados en la zona costera de esta provincia Barahona.
 
No hacen lo suficiente
 
Osvaldo de Jesús Valerio, entrevistado la mañana de este domingo en el restaurante de su propiedad, ubicado justo a la Bahía de Neyba, una preciosa vista al Mar Caribe que deja absorto a los clientes que lo visitan, no esconde sus quejas y críticas a las autoridades responsables de buscar una solución a corto, mediano y largo plazo.
 
Reconoció que recientemente hubo un operativo de retiro de algas en estado de descomposición, las cuales dijo han sido dejadas amontonadas en la playa, lo que produce mayor hedor, debido a que estas se descomponen con facilidad haciendo insoportable estar en el área.
 
La situación afecta a estudiantes, profesores y empleados administrativos de los centros educativos, universidades, centros de trabajo, así como a las personas que están en sus casas u otros lugares de diversión de esta ciudad.
 
“Personalmente nosotros estamos en una situación caótica, pues ya estamos cerrados porque los clientes no aguantan el hedor, no nos están visitando y cuando lo hacen se ven en la obligación de marcharse”, dijo el propietario del restaurante “Brisas del Caribe”.
 
Valerio, considera que el hedor fétido que inunda todo el municipio Santa Cruz de Barahona es más que algas marinas, sino que, a su juicio, puede estar ocurriendo que hayan desechos sanitarios aguas servidas que, también, estarían provocando esta lamentable situación.Imagen relacionada
 
Sugirió a las autoridades del ayuntamiento municipal, Provincial de Salud, Turismo y Gobernación Provincial, coordinarse en ponerse de acuerdo para trabajar en una solución mínima frente a esta problemática para evitar futuras “enfermedades” en la población producto del hedor.  
 
Cerrado y pocos empleados
 
Las algas marinas no solo han provocado hedor y sensación de intranquilidad en la ciudadanía, sino que ha hecho que pequeños negocios, sobre todo, los ubicados en las proximidades del malecón hayan tenido que cerrar sus puertas.
 
Brisas del Caribe, es uno de ellos, y ha enviado a las calles a varios de sus empleados, quienes ahora han quedado sin empleos en donde ganarse el sustento de sus familias, situación que impacta negativamente en la calidad de vida.  
 
Manifestó que ha “tirado la toalla” porque no soporta la carga que significa mantener abierto un negocio, el compromiso con los empleados, no generar lo suficiente para cada mes hacer efectivo el pago de su jornal a personas que se ganan el pan honradamente.
 
Se recuerda que el especialista en asuntos medioambientales, el profesor la UASD Centro Barahona, ingeniero agrónomo Rafael Matos Féliz, dijo que la comunidad debe acostumbrarse a la presencia de las algas marinas en el litoral costero marino, porque de manera recurrente estarán en esta zona.


Publicar un comentario