OPINION: Cuando la autoridad es cuestionada deja de ser autoridad. "El Internacional" - Osvaldo Rocha Internacional.Net

Breaking

sábado, 29 de septiembre de 2018

OPINION: Cuando la autoridad es cuestionada deja de ser autoridad. "El Internacional"


Por Ulises Guevara Féliz
tomado del elboletinrd.com
La autoridad es como un cristal. El cristal no se puede tocar o golpear fuerte, ni dejarse caer, porque entonces se rompe. Es entonces lo mismo que pasa  cuando a la autoridad se le comienza a cuestionar, esta  va perdiendo la capacidad de actuar y se va disminuyendo de manera significativa la calidad moral. Y cuando una autoridad pierde la calidad moral para corregir y actuar entonces a la sociedad le viene el caos y el desorden.

Es bien sabido que todo el que ocupa un cargo público o esté revestido de autoridad se expone a la crítica y al cuestionamiento, pero hay que diferenciar la crítica o cuestionamiento medalaganario que es aquella o aquel que hace cualquier persona sin ningún tipo de razón, solo porque una autoridad no le favoreció en determinada cosa porque éste no tenía razón, éste tipo de crítica o cuestionamiento suele pasar por desapercibido pero cuando es la autoridad que provoca la crítica o cuestionamiento por su forma de actuar  entonces esto se convierte en un malestar hasta de índole social.
Es que una autoridad debe exhibir respeto, confianza, objetividad, lealtad, humildad, honestidad,  honradez, quien no puede exhibir y practicar estas cualidades estás muy lejos de llamarse autoridad.
Usted ostentará  un cargo en el Estado pero autoridad no es. Es  que autoridad es como sinónimo de estas cualidades que he descrito, quien no respeta no podrá ser respetado no importa el cargo o rango que tenga, quien no tiene como carta de representación y de exhibición el término confianza no puede ser autoridad, quien no es leal y quiere estar dando golpe bajo no puede ser autoridad, quien no exhibe lo más mínimo de humildad ante cualquier cargo o rango le queda grande, quien no es honrado desde una posición pública  o, mejor dicho,  desde cualquier rol  es una bomba de tiempo.
Es que el ser humano no debe sentirse importante por el cargo o rango que ocupa, los cargos no dan importancia a los hombres, son los hombres que honran los cargos y los uniformes; existen oficinas públicas que quizás no tienen el gran presupuesto ni la logística necesaria,  sin embargo, se  han hecho importante por el funcionario que la ocupa, entonces pasa lo contrario con otros que teniéndolo todo no llegan a tener ese dinamismo.
 Hasta la próxima, si Dios, y ustedes lo desean.
Posdata: La gallina mientras más patalea en el agua más rápido se ahoga…

No hay comentarios.:

Publicar un comentario