OPINION: ¿Por qué Leonel y por qué ahora? (parte I).. "El Internacional" - Osvaldo Rocha Internacional.Net

Breaking

jueves, 11 de octubre de 2018

OPINION: ¿Por qué Leonel y por qué ahora? (parte I).. "El Internacional"


EL AUTOR es abogado y político. Reside en Nueva York.
Son muchas las razones de por qué el Dr. Leonel Fernández se ha hecho merecedor de ser premiado nuevamente con la vuelta en primera vuelta  a la primera magistratura de la nación dominicana.

En todas las partes y rincones de nuestra tierra y en todos los confines del mundo donde reside la diáspora dominicana, ese es el clamor general, esa es la petición a grito, ese es el sentir y esa es la esperanza que nos reconforta.
Ya en forma plebiscitaria, miles de dominicanos y dominicanas se congregaron en el Palacio de los Deportes para pedirle al ex presidente de la República Dominicana y presidente y líder del Partido de la Liberación Dominicana, Dr. Leonel Fernández, que lanzara su candidatura, apoyada por casi dos millones de dominicanos y dominicanas y todavía contando.
La reverberación de aquel clamor nacional, todavía retumba en los corazones de los dominicanos, que vibran de alegría ante las expectativas del regreso del Dr. Leonel Fernández como presidente de todos los dominicanos. El país entero le estaría agradecido de que retomara la conducción de la nación en un contexto difícil, donde solo un capitán avezado como él puede evitar que la nave del país naufrague y encalle en los filamentosos acantilados de una crisis mundial que puede sacudir los cimientos de la estabilidad dominicana.
Vivimos en un mundo convulso que está sentado sobre varios polvorines internacionales, como la crisis de Irán, las guerras comerciales, la crisis siria con varias potencias entrecruzándose peligrosamente, el golfo pérsico, los hidrocarburos cuyos precios están reaccionando muy nerviosamente hacia arriba.
A esto se le añade el aumento de la tasa de interés bancario en Estados Unidos y el incremento en la tasa de cambio local en Santo Domingo, con sus augurios inflacionarios, todo lo cual prefigura el advenimiento de tiempos difíciles para los cuales necesitamos un presidente y un líder que nos ayude a seguir hacia adelante.
Nadie sabe qué hubiera pasado si Rusia hubiera respondido de otra manera al derribo de su avanzado avión de inteligencia, con la muerte subsecuente de sus 15 especialistas que iban a bordo. Porque en los alrededores, además de los aviones de guerra israelíes, también estaba una corbeta francesa disparando en dirección hacia Siria, cosa que últimamente se ha omitido de los cables noticiosos.
Algunos dirán o se preguntarán, ¿pero qué tiene que ver aquello con nosotros los dominicanos que estamos a miles de kilómetros de aquellos escenarios?
Tiene que ver mucho y, afortunadamente, contamos con un líder que sí sabe y está al tanto de todo lo que allí sucede y de sus repercusiones, y no porque nada humano le sea ajeno, como decía Terencio, lo que es muy cierto, sino porque sabe que las ondas expansivas de la bomba de tiempo en que se ha convertido el planeta nos afectarán a todos. De hecho, ya están afectando a los dominicanos que se ven obligados a pagar una tarifa más alta por el consumo de los diversos combustibles.
Esta puja de poderes mundiales, está amenazando con crear situaciones que pudieran salirse de control y ralentizar el crecimiento o incluso, hasta abortarlo. Para una situación presente y como la que se avizora, se necesita un presidente a la altura del Dr. Leonel Fernández. Cualquiera puede navegar en aguas tranquilas, hasta con el timón en piloto automático. Pero cuando las aguas están agitadas y la nave es azotada por vientos tormentosos, se necesita de la pericia de un verdadero y experimentado capitán, no un capitán cualquiera de aguas tranquilas y cielo claro.
Ese capitán tiene nombre y apellido: Leonel Fernández, quien cuenta con las cualidades necesarias para emerger triunfante y mantener a flote la estabilidad de la Republica Dominicana ante cualquier escenario de crisis mundial.
¿Por qué Leonel y por qué ahora? Por esas y muchas razones más. Porque es un demócrata de visión universal, con un liderazgo reconocido que traspasa las fronteras nacionales y que, por ende, abre muchas puertas al país en el exterior.
Porque sus obras durante sus exitosos gobiernos merecen el reconocimiento de todos los dominicanos, por ser el inspirador y el autor de la construcción de una nueva nación, porque supo reducir sustancialmente la pobreza y lo encausó por las sendas del desarrollo material e institucional. Porque se proyecta como la figura política mejor valorada después de que algunos intentaron desterrarla y matarla moralmente, intención que fue impedida por  las bases de su partido y de un pueblo que no le ha abandona.
¿Por qué Leonel y por qué ahora? Porque el país no podría estar en mejores manos, porque todos los dominicanos, de adentro y de afuera, esperan que vuelvan con él las grandes obras que benefician a todos y el ritmo del progreso que llevábamos, con un crecimiento de hasta de dos dígitos; porque el pueblo no olvida que fue él el iniciador del Metro Santo Domingo; el que hizo los elevados, los túneles, el que inauguró la era de la modernización de la República Dominicana, de las estructuras del Estado, mediante leyes acertadas y avanzadas, porque fue el gran transformador de las infraestructuras del país, el gran impulsor de las reformas del sistema judicial y de salud, en fin, por todas las cosas buenas y modernas que hoy disfrutamos y que dieron paso a la nueva etapa que marcaron el camino hacia el desarrollo y el progreso sostenible.

¿Por qué Leonel y por qué ahora? Por todas las poderosas, convincentes y convenientes razones que mencionamos y que seguiremos enumerando en la segunda parte de este artículo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario