OPINION: A PROPOSITO DEL DESARROLLO 44. PARQUE NACIONAL SIERRA BAHORUCO Y DESARROLLO SOSTENIBLE (1)..."El Internacional" - Osvaldo Rocha Internacional.Net

Breaking

jueves, 4 de octubre de 2018

OPINION: A PROPOSITO DEL DESARROLLO 44. PARQUE NACIONAL SIERRA BAHORUCO Y DESARROLLO SOSTENIBLE (1)..."El Internacional"


En el presente año 2018, han salido datos, informes y las posiciones de diferentes sectores sociales y de algunas “autoridades” de nuestro “paisaje”, con respecto a la situación que afecta al Parque Nacional Sierra de Bahoruco; un Área Protegida y zona núcleo de la Reserva de la Biosfera Jaragua-Bahoruco-Enriquillo.


Esa zona fue declarada Parque Nacional, en agosto del 1983, junto a otras zonas de la región, como lo fue el Parque Nacional Jaragua y la laguna de Rincón, esta última como Reserva Científica. Desde esa fecha, se han realizado muchas actividades para su conservación y manejo. Instituciones nacionales y extranjeras y técnicos nacionales y extranjeros han hecho aportes significativos para su preservación.

También se han dado intervenciones que causan afectaciones negativas y por ellas, se han realizado encuentros para devolver al Área Protegida su real función ambiental y social. En lo ambiental, el Parque Nacional Sierra de Bahoruco garantiza producción de agua para la flora y la fauna y crea un paisajismo muy agradable. En lo social, provee agua a todas las comunidades nacionales que viven en sus entornos y a varias comunidades haitianas que viven del otro lado y separadas por el Rio Pedernales.

Debido al tipo de rocas que conforman el soporte o suelo del parque, las aguas de lluvias y las que producen las nubes, durante todo el año, al pasar entre los árboles, en lugar de crear corrientes superficiales, se infiltran y corren por el subsuelo, pudiendo salir como ríos o charcos en las zonas bajas. Es por esta razón que solo existe, en toda la zona al sur de la sierra, el Rio Pedernales y su único afluente, el Rio El Mulito.
Estas dos fuentes hídricas del parque garantizan la dotación de agua para una población aproximada de unas 30,00 personas. 

Esta es la razón básica que obliga a preservar el área, lo que implica garantizar la dotación de agua para el consumo humano y la producción y más aún en una zona caracterizada como fundamentalmente seca.

Entre el 2016 y 2017, los compromisos arribados entre el Ministerio Ambiente, los comunitarios y entidades que trabajan en la preservación del parque y en la mejoría de vida de los locales, estaban dando sus frutos: había mayor área vegetada, garantía en la producción del agua, producción agrícola en las áreas acordadas y otros beneficios.

Ahora aparecen “agricultores” de nuevo cuño y sin importarles acuerdos ni ambiente, han destruido kilómetros de bosques, nublado y húmedo (las zonas productoras del agua), para cambiarlos por cultivos extractores de agua, como el aguacate y en otros casos, han hecho tala rasa para sembrar cultivos de ciclo corto como cebolla y papa. 

Construyen nuevas carreteras para sacar sus cosechas y dan a toda la zona, una estocada mortal.

Esta nueva situación ha traído la disminución de la vegetación y de las aguas y que el Rio Mulito se haya secado en un trayecto cerca de 3 kilómetros de su cauce. La escasez de agua es el problema más grave en las comunidades en este momento, y por otro lado, la micro central hidroeléctrica, que beneficia las comunidades de Aguas Negras, Mencía y La Altagracia ya lleva un tiempo sin operar por falta de agua.

Los depredadores del parque justifican sus desmanes diciendo que antes había cultivos y que ellos sacan millones de pesos con sus cosechas. Pero como es costumbre en los depredadores, olvidan que se sembraban cultivos poco consumidores de agua y para los comunitarios, se olvidan que están destruyendo la biodiversidad y el agua y sin ella, miles de ciudadanos tendrán que migrar y ser más pobres, mientras los depredadores se irán a vivir tranquilos y millonarios a sus casas ¡QUE BUENO ES ASI!

Toda la provincia Pedernales y con ella la Región Enriquillo deben organizarse alrededor del recurso agua, pues somos una región con riesgos de desertificación y sequía y sin ese importante recurso, no habrá desarrollo, ni producción, ni turismo, ni vida. Como puede observarse, algunos estamentos relacionados con el Estado, nos tienen un desprecio que manda madre. Esos sectores se resisten a respetar los derechos humanos y al medio ambiente. Solo les interesa su crecimiento económico a ultranza.

Volveremos con el tema,

Rafael Matos Féliz
Por el Desarrollo Sostenible

No hay comentarios.:

Publicar un comentario